Un estudio argumenta que la dislexia del desarrollo es esencial para el éxito adaptativo humano

Resumen: Los investigadores argumentan que las personas con dislexia están especializadas en explorar lo desconocido. Este sesgo exploratorio tiene una base evolutiva que juega un papel crucial en la supervivencia humana.

Fuente: Universidad de Cambridge

Los investigadores de Cambridge que estudian la cognición, el comportamiento y el cerebro han concluido que las personas con dislexia están especializadas en explorar lo desconocido. Es probable que esto desempeñe un papel fundamental en la adaptación humana a entornos cambiantes.

Piensan que este ‘sesgo exploratorio’ tiene una base evolutiva y juega un papel crucial en nuestra supervivencia.

Con base en estos hallazgos, que fueron evidentes en múltiples dominios, desde el procesamiento visual hasta la memoria y en todos los niveles de análisis, los investigadores argumentan que debemos cambiar nuestra perspectiva de la dislexia como un trastorno neurológico.

Los hallazgos, publicados hoy en la revista Fronteras en Psicología, tienen implicaciones tanto a nivel individual como social, dice la autora principal, la Dra. Helen Taylor, académica afiliada al Instituto McDonald de Investigación Arqueológica de la Universidad de Cambridge e investigadora asociada de la Universidad de Strathclyde.

“La visión de la dislexia centrada en el déficit no cuenta toda la historia”, dijo Taylor. “Esta investigación propone un nuevo marco para ayudarnos a comprender mejor las fortalezas cognitivas de las personas con dislexia”.

Agregó: “Creemos que las áreas de dificultad experimentadas por las personas con dislexia son el resultado de una compensación cognitiva entre la exploración de nueva información y la explotación del conocimiento existente, siendo la ventaja un sesgo exploratorio que podría explicar las habilidades mejoradas observadas en ciertos ámbitos. como el descubrimiento, la invención y la creatividad.”

Esta es la primera vez que se aplica un enfoque interdisciplinario utilizando una perspectiva evolutiva en el análisis de estudios sobre la dislexia.

“Las escuelas, los institutos académicos y los lugares de trabajo no están diseñados para aprovechar al máximo el aprendizaje exploratorio. Pero necesitamos urgentemente comenzar a fomentar esta forma de pensar para permitir que la humanidad continúe adaptándose y resolviendo desafíos clave”, dijo Taylor.

La dislexia se encuentra en hasta el 20% de la población general, independientemente del país, la cultura y la región del mundo. La Federación Mundial de Neurología lo define como “un trastorno en niños que, a pesar de la experiencia convencional en el aula, no logran adquirir las habilidades lingüísticas de lectura, escritura y ortografía acordes con sus capacidades intelectuales”.

Los nuevos hallazgos se explican en el contexto de la ‘cognición complementaria’, una teoría que propone que nuestros antepasados ​​evolucionaron para especializarse en formas de pensar diferentes pero complementarias, lo que mejora la capacidad humana para adaptarse a través de la colaboración.

Estas especializaciones cognitivas tienen sus raíces en una compensación bien conocida entre la exploración de nueva información y la explotación del conocimiento existente. Por ejemplo, si come toda la comida que tiene, corre el riesgo de morir de hambre cuando se acabe. Pero si pasa todo su tiempo explorando en busca de comida, está desperdiciando energía que no necesita desperdiciar. Como en cualquier sistema complejo, debemos asegurarnos de equilibrar nuestra necesidad de explotar los recursos conocidos y explorar nuevos recursos para sobrevivir.

“Lograr el equilibrio entre explorar nuevas oportunidades y explotar los beneficios de una elección en particular es clave para la adaptación y la supervivencia y sustenta muchas de las decisiones que tomamos en nuestra vida diaria”, dijo Taylor.

Con base en estos hallazgos, que fueron evidentes en múltiples dominios, desde el procesamiento visual hasta la memoria y en todos los niveles de análisis, los investigadores argumentan que debemos cambiar nuestra perspectiva de la dislexia como un trastorno neurológico. La imagen es de dominio público

La exploración abarca actividades que involucran la búsqueda de lo desconocido, como la experimentación, el descubrimiento y la innovación. Por el contrario, la explotación se ocupa de utilizar lo que ya se conoce, incluido el refinamiento, la eficiencia y la selección.

“Teniendo en cuenta esta compensación, una especialización exploratoria en personas con dislexia podría ayudar a explicar por qué tienen dificultades con tareas relacionadas con la explotación, como leer y escribir.

“También podría explicar por qué las personas con dislexia parecen gravitar hacia ciertas profesiones que requieren habilidades relacionadas con la exploración, como las artes, la arquitectura, la ingeniería y el espíritu empresarial”.

Los investigadores encontraron que sus hallazgos se alinearon con la evidencia de varios otros campos de investigación. Por ejemplo, un sesgo exploratorio en una proporción tan grande de la población indica que nuestra especie debe haber evolucionado durante un período de gran incertidumbre y cambio.

Esto coincide con los hallazgos en el campo de la paleoarqueología, que revelan que la evolución humana fue moldeada durante cientos de miles de años por una dramática inestabilidad climática y ambiental.

Los investigadores destacan que la colaboración entre individuos con capacidades diferentes podría ayudar a explicar la excepcional capacidad de adaptación de nuestra especie.

Sobre esta noticia de investigación sobre dislexia y neurociencia evolutiva

Autor: Oficina de prensa
Fuente: Universidad de Cambridge
Contacto: Oficina de Prensa – Universidad de Cambridge
Imagen: La imagen es de dominio público.

Investigacion original: Acceso abierto.
“Dislexia del desarrollo: trastorno del desarrollo o especialización en búsqueda cognitiva exploratoria” por Helen Taylor et al. Fronteras en Psicología


Resumen

Ver también

Esta es una ilustración de un astrocito.

Dislexia del Desarrollo: Trastorno del Desarrollo o Especialización en Búsqueda Cognitiva Explorativa

Planteamos la nueva posibilidad de que las personas diagnosticadas con dislexia del desarrollo (DD) estén especializadas en la búsqueda cognitiva exploratoria, y más que tener un trastorno neurocognitivo, jueguen un papel esencial en la adaptación humana.

La mayor parte de la investigación de DD ha estudiado las dificultades educativas, con teorías que enmarcan las diferencias en los procesos neurocognitivos como déficits. Sin embargo, a menudo se propone que las personas con DD tienen ciertas fortalezas, particularmente en áreas como el descubrimiento, la invención y la creatividad, que las teorías centradas en el déficit no pueden explicar.

Investigamos si estas fortalezas reflejan una especialización exploratoria subyacente. Reexaminamos los estudios experimentales en psicología y neurociencia utilizando el marco de búsqueda cognitivaen el que muchos procesos psicológicos implican un compromiso entre exploración y explotación.

Reportamos evidencia de un sesgo exploratorio en las estrategias cognitivas asociadas con DD. La alta prevalencia de DD y un sesgo exploratorio concomitante en múltiples áreas de la cognición sugieren la existencia de una especialización exploratoria.

Una perspectiva evolutiva explica la combinación de hallazgos y desafía la opinión de que las personas con DD tienen un trastorno. En los grupos de cooperación, se favorece la especialización individual cuando las características que confieren beneficios de aptitud son funcionalmente incompatibles.

La evidencia de la especialización de búsqueda sugiere que, al igual que con otros organismos sociales, los humanos median en la compensación de exploración-explotación al especializarse en estrategias complementarias.

La existencia de un sistema de búsqueda cognitiva colectiva que emerge a través de la colaboración ayudaría a explicar la adaptabilidad excepcional de nuestra especie. También se alinea con la evidencia de una variabilidad sustancial durante nuestra historia evolutiva y la noción de que los humanos no están adaptados a un hábitat particular sino a la variabilidad misma.

La especialización crea interdependencia y requiere equilibrar estrategias complementarias. Por lo tanto, reformular la DD subraya la urgencia de cambiar ciertas prácticas culturales para garantizar que no inhibamos la adaptación.

Las mejoras clave eliminarían las barreras culturales a la exploración y fomentarían el aprendizaje exploratorio en la educación, la academia y el lugar de trabajo, además de enfatizar la colaboración sobre la competencia. La especialización en habilidades de búsqueda complementarias representa una meta-adaptación; a través de la colaboración, esto probablemente permite que los grupos humanos (como especie y como sistemas culturales) se adapten con éxito.

Por lo tanto, el cambio cultural para apoyar este sistema de búsqueda colaborativa puede ser esencial para enfrentar los desafíos que enfrenta la humanidad ahora.

Leave a Comment