Turista estadounidense multado con 450 dólares por comer y beber en una fuente romana

(CNN) — Un visitante estadounidense de Roma fue multado con 450 euros (450 dólares) por comer y beber mientras estaba sentado al borde de una fuente, según las reglas diseñadas para mantener el “decoro” de la ciudad frente al exceso de turismo.

El hombre de 55 años había elegido el borde de la Fontana dei Catecumeni para sentarse a tomar un refrigerio alrededor de la 1 am del sábado, hora local, dijo la policía local a CNN.

Los oficiales intervinieron porque el hombre “tenía la intención de beber y comer en una parte de la fuente” en contravención de las reglas diseñadas para proteger las fuentes monumentales, dijo la policía.

La fuente fue construida en 1588-1589 por el arquitecto y escultor Giacomo della Porta y fue restaurada en 1997.

Está protegido por reglas introducidas por primera vez en la década de 1970 para salvaguardar fuentes históricas, estatuas y otros monumentos.

Las reglas actualizadas con un enfoque en mantener el “decoro ambiental” de la ciudad han estado vigentes desde 2019.

La policía local dijo en un comunicado que llevó a cabo más de 300 controles el fin de semana pasado, con patrullas callejeras haciendo cumplir las reglas, incluidos límites en el volumen de la música que se reproduce en los bares.

Las leyes también incluyen la prohibición de beber en la calle, organizar rutas de bares y darse un chapuzón en las fuentes de la ciudad.

Los oficiales de policía pueden imponer multas e incluso prohibir la entrada de personas a un área determinada por hasta 48 horas. Los infractores reincidentes pueden ser suspendidos hasta por 60 días.

Cuando se introdujeron las reglas de “decoro”, el ayuntamiento dijo que estaban allí “para tratar muchos aspectos de la vida de la ciudad, con especial atención al respeto del patrimonio artístico y cultural de la capital”.

También tenían la intención de abordar los síntomas del turismo excesivo, que se ha convertido en una palabra de moda en la Ciudad Eterna mientras lucha por lidiar con la gran cantidad de visitantes. Antes de la pandemia de coronavirus, Roma recibía alrededor de 10 millones de visitantes cada año.

Ha habido múltiples incidentes recientes que involucran contravenciones de las leyes actualizadas.

En mayo, la policía fronteriza detuvo a un hombre saudí de 37 años en el aeropuerto internacional de Milán después de que un Maserati alquilado fuera conducido por la famosa Plaza de España de Roma y abandonado.

Un mes después, dos turistas estadounidenses fueron multados y expulsados ​​brevemente del centro de la ciudad de Roma después de dañar los escalones con scooters eléctricos.

Leave a Comment