‘No salimos adelante’: Indígenas mantienen protestas en Ecuador | Protestas Noticias

Quito, Ecuador – Miles de indígenas continúan manifestándose en la capital ecuatoriana, mientras sus llamados a reformas sociales y económicas aumentan a pesar de la represión de las autoridades en la nación sudamericana.

Los manifestantes, encabezados predominantemente por el poderoso grupo Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), comenzaron a bloquear carreteras y marchar en las capitales de provincia el 13 de junio antes de llevar su manifestación a Quito.

Varias calles clave de la ciudad han sido bloqueadas desde el martes, ya que los manifestantes se enfrentaron con la policía en las principales intersecciones cerca del centro de la ciudad. También se han producido protestas en ciudades de todo el país, incluidas Guayaquil, Cuenca y Riobamba.

Los líderes indígenas le han presentado al gobierno del presidente Guillermo Lasso una lista de 10 demandas, que incluyen el congelamiento de los precios nacionales del gas, mayores inversiones en educación y salud, y más empleos.

Los manifestantes en la capital, incluidas familias con niños y ancianos, dijeron a Al Jazeera que la pandemia de COVID-19 y otras crisis en los últimos dos años los han golpeado particularmente fuerte. Muchos dijeron que ya no podían soportar la carga de la creciente inflación y el desempleo.

Lasso ha dicho que entablaría un diálogo, pero los líderes de la CONAIE dicen que las conversaciones solo pueden comenzar una vez que el gobierno levante el estado de emergencia implementado esta semana.

Mientras tanto, las protestas se han vuelto violentas en ocasiones, con enfrentamientos reportados entre los manifestantes y la policía y el ejército.

La Alianza Ecuador por los Derechos Humanos dijo el viernes que al menos cuatro personas han muerto desde que comenzaron las protestas, mientras que 166 manifestantes han resultado heridos y otros 108 detenidos. El comandante general de la policía nacional del país, Fausto Salinas, dijo a periodistas el miércoles que 114 policías también resultaron heridos.

Al Jazeera habló con los manifestantes en Quito sobre qué los empujó a las calles, qué quieren del gobierno y cuánto tiempo planean mantener sus manifestaciones.

Alfonso Estrella, 47, trabajador de la construcción, Indígena Quichua, de Sumbawa en la provincia de Cotopaxi

Alfonso Estrella, de 47 años (derecha), y su hijo Germán Estrella, de 20, viajaron a Quito desde Cotopaxi para unirse a las manifestaciones. [Kimberley Brown/Al Jazeera]

“Venimos aquí a reclamar nuestros derechos, porque el gobierno ha hecho mal. En un año, todo ha aumentado”.

“Él [President Lasso] se ofreció a trabajar con indígenas. Pero él no sabe quiénes son los indígenas, o qué necesitan los indígenas, porque la mayoría de nosotros estamos… en la pobreza”.

“¿Cuánto nos pagaban durante [former President Raphael] ¿El tiempo de Correa? $170. ¿Cuánto están pagando ahora? $100… Mi familia de cinco personas, imagínense eso. ¿Cómo vamos a sobrevivir con esto?

“Si estamos endeudados, no podemos permitirnos pagar los recargos de intereses… Desde la pandemia, [I’ve acquired] $20,000 [in debt].”

“Queremos que Lasso se vaya del cargo, porque no puede gobernar”.

Maria Isabel Humagingan, 42, de Sumbawa en la provincia de Cotopaxi

protesta ecuatoriana
María Isabel Humagingan dice que los trabajadores agrícolas ya no pueden sobrevivir [Kimberley Brown/Al Jazeera]

“El fertilizante, por ejemplo, antes valía $15 o hasta $20, ahora cuesta hasta $50 o $40. A veces lo perdemos todo [the whole crop]. Así que ya no cosechamos nada”.

“Vinimos a manifestarnos porque nos subieron todos los precios. A los indígenas, a los que trabajan en la agricultura, y no podemos salir adelante”.

“Gasolina, petróleo, subieron todas las cosas… Hasta la Ecovia [public transport] las tarifas, por ejemplo, están cobrando 10 centavos más y eso también nos afecta aquí.

“La gente del campo también vive aquí, trabajando, pero no, lo que pagan no alcanza”.

Segundo Muñoz, de 41 años, de Guamote en la provincia de Chimborazo, vive en Quito desde hace 20 años.

manifestante ecuatoriano
Muñoz, de 41 años, dice que entiende la difícil situación de los manifestantes [Kimberley Brown/Al Jazeera]

“Hoy, tienes que conformarte con lo mínimo. Lo mismo en casa, lo que gastas en casa es lo mínimo ahora, solo lo necesario”.

“Incluso mi salario es el mismo que antes. Lo que pagan ahora no ha subido, pero las cosas de alrededor han subido. Eso es lo que sucede.”

Lidia Caringkia Nichik, de la provincia amazónica de Pastaza

protesta ecuatoriana
Lidia Caringkia Nichik (centro) de la Amazonía ecuatoriana posa con otros manifestantes indígenas amazónicos con quienes viajó desde la provincia de Pastaza a Quito. [Kimberley Brown/Al Jazeera]

“He venido aquí con un propósito que ha afectado a todo el pueblo ecuatoriano”.

“Soy un [single] madre de cuatro hijos y he sentido el dolor cuando voy a comprar artículos de primera necesidad. Con $100, esto ya no es suficiente”.

“He tenido que dejar de comprar [cooking] aceite… No soy una mujer que gana un salario… Gano un ingreso diario haciendo mis artesanías; eso es lo que gano y no es suficiente”.

“Ahora estoy aquí por mis hijos porque quiero que tengan una buena educación. Quiero que no se privatizen los hospitales, quiero que lleguen los medicamentos. Quiero que haya menos corrupción en el Ecuador. Por eso estoy aquí”.

“Muchos ciudadanos dicen que no luchamos por ellos. [But] estamos luchando por ellos, por el pueblo, por los campesinos que no tienen la posibilidad de tener suficiente comida para nuestros hijos”.

Leave a Comment