Más de 200 muertos en Etiopía en presunto ataque étnico, dicen testigos

Testigos en Etiopía dijeron el domingo que más de 200 personas de etnia amhara han muerto en un ataque en la región de Oromia del país y culpan a un grupo rebelde, que lo niega.

Es uno de los ataques más mortíferos de la historia reciente, ya que las tensiones étnicas continúan en el segundo país más poblado de África.

“He contado 230 cuerpos. Me temo que este es el ataque más mortífero contra civiles que hemos visto en nuestra vida”, dijo Abdul-Seid Tahir, residente del condado de Gimbi, a The Associated Press después de escapar por los pelos del ataque del sábado. “Los estamos enterrando en fosas comunes, y todavía estamos recolectando cuerpos. Las unidades del ejército federal ya llegaron, pero tememos que los ataques continúen si se van”.

Otro testigo, que solo dio su nombre de pila, Shambel por temor a su seguridad, dijo que la comunidad local de Amhara ahora busca desesperadamente ser reubicada en otro lugar “antes de que ocurra otra ronda de asesinatos en masa”. Dijo que la etnia amhara que se asentó en el área hace unos 30 años en los programas de reasentamiento ahora está siendo “matada como pollos”.

Ambos testigos culparon al Ejército de Liberación de Oromo por los ataques. En un comunicado, el gobierno regional de Oromia también culpó al OLA y dijo que los rebeldes atacaron “después de no poder resistir las operaciones lanzadas por las fuerzas de seguridad (federales)”.

Un portavoz de OLA, Oda Tarbi, negó las acusaciones.

“El ataque al que te refieres fue cometido por el ejército del régimen y las milicias locales cuando se retiraban de su campamento en Gimbi tras nuestra reciente ofensiva”, dijo en un mensaje a la AP. “Escaparon a un área llamada Tole, donde atacaron a la población local y destruyeron sus propiedades como represalia por su aparente apoyo a la OLA. Nuestros combatientes ni siquiera habían llegado a esa área cuando ocurrieron los ataques”.

Etiopía está experimentando tensiones étnicas generalizadas en varias regiones, la mayoría de ellas por agravios históricos y tensiones políticas. El pueblo Amhara, el segundo grupo étnico más grande entre los más de 110 millones de habitantes de Etiopía, ha sido atacado con frecuencia en regiones como Oromia.

La Comisión de Derechos Humanos de Etiopía, designada por el gobierno, pidió el domingo al gobierno federal que encuentre una “solución duradera” a la matanza de civiles y que los proteja de tales ataques.

Leave a Comment