Discurso ‘especial’ de Abiy Ahmed de Etiopía en la Asamblea General de la ONU | Noticias de Abiy Ahmed

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, acusó a un grupo rebelde de llevar a cabo una “nueva masacre” de civiles en el estado occidental de Oromia.

En una declaración en Twitter el lunes, Abiy dijo que el Ejército de Liberación de Oromo (OLA) estaba “causando daños” a los civiles mientras sus combatientes llevaban a cabo una ofensiva de las fuerzas de seguridad en Oromia.

“Los ciudadanos que viven en la zona de Qellem Wollega del estado de Oromia han sido masacrados”, dijo, sin dar detalles.

“Perseguiremos a este grupo terrorista hasta el final y lo erradicaremos”, agregó.

La oficina de Abiy no proporcionó cifras de muertes y no fue posible verificar la información ya que el acceso a Oromia está restringido. La región donde ocurrieron los asesinatos también sufrió un corte de comunicaciones.

Las autoridades han culpado a la OLA por una serie de asesinatos contra los amharas, el segundo grupo étnico más grande de Etiopía, aunque los rebeldes han negado su responsabilidad.

La Asociación Amhara de América (AAA), con sede en Estados Unidos, dijo a la agencia de noticias AFP que el ataque del lunes tuvo como objetivo a Amharas en una aldea en el distrito Hawa Gelan de Qellem Wollega.

Dijo que la comunicación telefónica con el área remota se ha interrumpido desde el mediodía.

Un sobreviviente le dijo a Amhara Media Corporation, un medio regional estatal, que “nadie vino a rescatarnos”.

“Ellos [the attackers] se han ido y los cuerpos ahora están siendo recogidos, hasta ahora 300 [bodies] han sido recolectados”, dijo el sobreviviente. “Pero aún es temprano, hay muchos otros cuyo paradero desconocemos”.

La AAA, citando fuentes sobre el terreno, dijo a la agencia de noticias The Associated Press que cree que entre 150 y 160 personas podrían haber muerto en los ataques.

La Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (EHRC), un organismo independiente afiliado al estado, dijo que estaba alarmada por los informes y pidió un “refuerzo urgente” de las fuerzas de seguridad del gobierno para evitar más muertes de civiles.

Dijo en un comunicado que se informó que las fuerzas de seguridad del gobierno llegaron al área, pero que los residentes continuaron buscando refugio en otros lugares.

“La continua inseguridad en el área y lo que parece ser el asesinato de residentes por motivos étnicos debe detenerse de inmediato”, dijo el comisionado jefe de EHRC, Daniel Bekele, en un comunicado.

Las fuerzas armadas de Etiopía llevan años luchando contra una rebelión del OLA en Oromia, la región más grande y poblada que limita con Sudán del Sur.

En junio, varios cientos de personas, en su mayoría amhara, fueron asesinadas por hombres armados en la aldea de Tole en West Wollega, un área adyacente a Qellem Wollega, según testigos.

Las autoridades locales dijeron que la OLA era responsable, pero los rebeldes negaron cualquier papel en los asesinatos y culparon a una milicia progubernamental.

No se ha publicado ninguna cifra oficial, pero la portavoz de Abiy, Billene Seyoum, dijo a los periodistas el 30 de junio que hasta el momento se habían identificado 338 víctimas.

Michele Bachelet, la jefa de derechos humanos de las Naciones Unidas, ha pedido a las autoridades etíopes que lleven a cabo investigaciones “rápidas, imparciales y exhaustivas” sobre el ataque de Tole.

También en junio, el OLA atacó la capital regional de Gambella, la primera incursión de este tipo en una ciudad importante por parte de los rebeldes.

Human Rights Watch, con sede en Estados Unidos, dijo el lunes que había documentado abusos graves en Oromia, incluso en el oeste, donde una campaña gubernamental “abusiva” contra la OLA había atrapado a civiles en el fuego cruzado.

Dijo que el conflicto de Tigray en el norte de Etiopía estaba eclipsando un “ciclo persistente de violencia” contra los civiles por parte de las fuerzas de seguridad y los grupos armados en Oromia.

El año pasado, el OLA se alió con el Frente de Liberación del Pueblo Tigray (TPLF), que ha estado luchando contra las fuerzas gubernamentales en el norte desde noviembre de 2020.

Leave a Comment