Cómo cambia el cerebro durante el tratamiento de la depresión

Investigadores de la Universidad de Columbia Británica han trazado un mapa de lo que ocurre en el cerebro cuando una persona recibe el tratamiento para la depresión conocido como estimulación magnética transcraneal repetitiva.

Un nuevo estudio mapea cómo cambia el cerebro durante el tratamiento de la depresión

Los investigadores han mostrado por primera vez lo que ocurre en el cerebro durante la estimulación magnética transcraneal repetitiva, un tratamiento para la depresión (rTMS). El 18 de mayo de 2022, los hallazgos fueron publicados en el Revista americana de psiquiatría.

Cuando otras estrategias, como los medicamentos, no han logrado ayudar a un paciente con su depresión, la rTMS a menudo se usa como tratamiento. Se cree que los antidepresivos son ineficaces para alrededor del 40% de las personas que tienen depresión grave.

Se presiona un dispositivo con una bobina electromagnética en el cuero cabelludo del paciente durante una sesión de rTMS. Luego, el dispositivo emite un pulso magnético indoloro que estimula las células nerviosas en la corteza prefrontal dorsolateral, una parte del cerebro involucrada en la regulación del estado de ánimo.

Aunque se ha demostrado que la rTMS es efectiva, los mecanismos detrás de sus efectos en el cerebro aún no se conocen bien.

“Cuando comenzamos esta investigación, la pregunta que nos hacíamos era muy simple: queríamos saber qué le sucede al cerebro cuando se administra el tratamiento con rTMS”, dice el Dr. Fidel Vila-Rodríguez, profesor asistente de la Universidad de British Columbia. Departamento de psiquiatría de Columbia e investigador del Centro Djavad Mowafaghian para la salud cerebral (DMCBH).

Para responder a esta pregunta, el Dr. Vila-Rodríguez y su equipo administraron una ronda de rTMS a los pacientes mientras estaban dentro de un escáner de imágenes por resonancia magnética (IRM). Dado que la resonancia magnética puede medir la actividad cerebral, los investigadores pudieron ver en tiempo real qué cambios estaban ocurriendo en el cerebro.

El equipo encontró que al estimular la corteza prefrontal dorsolateral, también se activaron varias otras regiones del cerebro. Estas otras regiones están involucradas en múltiples funciones, desde el manejo de las respuestas emocionales hasta la memoria y el control motor.

Luego, los participantes se sometieron a otras cuatro semanas de tratamiento con rTMS y el equipo evaluó si las regiones activadas estaban asociadas con pacientes que tenían menos síntomas de depresión cuando finalizó su tratamiento.

“Encontramos que las regiones del cerebro que se activaron durante la rTMS-fMRI concurrente estaban significativamente relacionadas con buenos resultados”, dice el Dr. Vila-Rodríguez.

Con este nuevo mapa de cómo la rTMS estimula diferentes áreas del cerebro, el Dr. Villa Rodríguez espera que los hallazgos puedan usarse para determinar qué tan bien está respondiendo un paciente a los tratamientos con rTMS.

“Al demostrar este principio e identificar las regiones del cerebro que se activan con la rTMS, ahora podemos tratar de comprender si este patrón se puede utilizar como biomarcador”, dice.

El Dr. Vila-Rodríguez ahora está explorando cómo se puede usar la rTMS para tratar una variedad de trastornos neuropsiquiátricos. Ha recibido financiación a través del Djavad Mowafaghian Center for Brain Health[{” attribute=””>Alzheimer’s Disease Research Competition to look at rTMS as a way to enhance memory in patients who are showing early signs of Alzheimer’s disease. He also received a grant from the Canadian Institutes of Health Research (CIHR) to study whether the rTMS brain activation patterns can be detected by changes in heart rate.

Dr. Vila-Rodriguez says this type of research will hopefully encourage more widespread adoption and accessibility of rTMS treatments across the country. Despite being approved by Health Canada 20 years ago, rTMS is still not widely available. In British Columbia, there are some private clinics that offer rTMS, but it is not covered by the provincial health plan.

This research was a collaborative effort across the Centre for Brain Health, including DMCBH researchers Dr. Sophia Frangou, Dr. Rebecca Todd, and Dr. Erin MacMillan, as well as members of the University of British Columbia’s MRI Research Centre including Laura Barlow.

Reference: “Predictive Value of Acute Neuroplastic Response to rTMS in Treatment Outcome in Depression: A Concurrent TMS-fMRI Trial” by Ruiyang Ge, Afifa Humaira, Elizabeth Gregory, Golnoush Alamian, Erin L. MacMillan, Laura Barlow, Rebecca Todd, Sean Nestor, Sophia Frangou, and Fidel Vila-Rodriguez, 18 May 2022, American Journal of Psychiatry.
DOI: 10.1176/appi.ajp.21050541

Leave a Comment